¿Qué es LCC?
Más que un lugar, LCC es un concepto sin fines de lucro, que nació a partir de un grupo de parejas de amigos con interés en el estilo de vida swinger, que buscamos donde divertirnos de manera PRIVADA, con discreción, seguridad y confianza.

¿Cómo hago para asistir a las reuniones?
Para asistir por primera vez, es necesario que al menos dos de las parejas que asisten regularmente los recomiende ó ser Miembro SDC y contar con mínimo dos validaciones en el sitio.

¿Cuáles con los requisitos?
No recibimos a nadie (sin excepción) hasta haber platicado con ellos para asegurar que son parejas estables, de confianza, discretas, que conocen el ambiente y que no ocasionarán problemas dentro ni fuera de las reuniones.

¿Puedo invitar a mis amigos?
Solo debes invitar a parejas de tu completa confianza, discretas, respetuosas y no conflictivas. Si conoces a alguien así y lo quieres traer a las reuniones, avísanos para validarlo, hacerle la invitación y proporcionarle los detalles de dirección, horarios, cooperaciones etc.

Por favor no compartas ningún dato de horarios, fiestas, ubicación, asistentes etc., si alguien tiene preguntas, dudas o comentarios, pídeles que nos contacten directamente.

¿Que esperar?
Las reuniones siguen la dinámica de cualquier reunión entre amigos, no hay nada de carácter obligatorio, ¡cada noche es diferente! Tenemos actividades de integración, pero las manejamos de una manera muy relajada, la prioridad es que todos se sientan cómodos y en confianza.

Comportamiento
Se espera de todos los asistentes, total discreción y respeto hacia los demás; los insultos, agresiones, comentarios despectivos etc.; no tienen lugar en nuestras reuniones.

Trata a los demás como te gusta que sean tratados tú y tu pareja. Si alguien no sigue las recomendaciones y causa cualquier molestia entre el grupo, se le pedirá que se retire y no será recibido en futuras reuniones.

¿Solo parejas?
Aunque preferimos mantener un ambiente SOLO PAREJAS, las parejas que deseen invitar a un amig@, pueden pedir permiso a los anfitriones para llevarlo. En cada caso el anfitrión decidirá si permite o no la entrada del invitado tomando como prioridad proteger la tranquilidad de las parejas.

No hay acceso libre para ninguna persona sola (hombres o mujeres). Ningún día.